Postres

GALLETAS CON CHIPAS DE CHOCOLATE

Las galletas con chispas de chocolate son una delicia clásica en la repostería, apreciadas por su sabor reconfortante y su textura crujiente. Esta receta básica comienza con una mezcla de mantequilla suave y azúcares, que se baten hasta obtener una consistencia cremosa.

Se incorporan huevos y extracto de vainilla para dar sabor y estructura a la masa. Los ingredientes secos, incluyendo harina, bicarbonato de sodio y sal, se mezclan gradualmente para formar una masa suave. Las chispas de chocolate se añaden al final, asegurando una distribución uniforme de dulce sabor a chocolate en cada bocado.

Las galletas se forman en bolas y se hornean hasta que estén doradas en los bordes pero aún suaves en el centro, creando un equilibrio perfecto entre crujiente y suave. Una vez enfriadas, estas galletas son perfectas para disfrutar en cualquier momento del día, ya sea con un vaso de leche fría o como un capricho indulgente.

Aquí tienes una receta básica para hacer galletas con chispas de chocolate:

Ingredientes:

  • 1 taza (2 barras) de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 tazas de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 tazas de chispas de chocolate semidulce o amargo

Instrucciones:

Precalienta tu horno a 180°C (350°F) y prepara bandejas para hornear con papel pergamino o spray antiadherente. En un tazón grande, bate la mantequilla, el azúcar granulada y el azúcar morena hasta que esté suave y cremoso.

Agrega los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Luego, incorpora la vainilla y mezcla hasta que esté bien combinada. En otro tazón, tamiza juntos la harina, el bicarbonato de sodio y la sal.

Agrega gradualmente los ingredientes secos a la mezcla de mantequilla y azúcar, mezclando hasta que se forme una masa suave. Agrega las chispas de chocolate y mezcla hasta que estén distribuidas de manera uniforme en la masa.

Con una cuchara para galletas o tus manos, forma pequeñas bolas de masa y colócalas en las bandejas para hornear, dejando suficiente espacio entre cada galleta para que se expandan mientras se hornean.

Hornea las galletas en el horno precalentado durante 10-12 minutos, o hasta que estén doradas en los bordes pero aún suaves en el centro. Retira las galletas del horno y déjalas enfriar en las bandejas durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

¡Disfruta tus deliciosas galletas con chispas de chocolate!