Recetas

COSTILLA DE CERDO

La costilla de cerdo es un corte popular y versátil de carne que proviene de la sección de las costillas del cerdo. Conocida por su sabor jugoso y textura tierna, la costilla de cerdo es una opción favorita en muchas cocinas alrededor del mundo.

Se puede preparar de diversas formas, ya sea asada, a la parrilla, al horno o cocida lentamente. Su alto contenido de grasa intramuscular le brinda una jugosidad característica y la hace ideal para técnicas de cocción de larga duración como el ahumado.

Además, este corte es una excelente fuente de proteínas y nutrientes como hierro, zinc y vitamina B12, lo que lo convierte en una opción nutritiva para incluir en una dieta equilibrada. Su versatilidad en la cocina permite combinarlo con una amplia variedad de condimentos, salsas y acompañamientos, adaptándose a los gustos y preferencias de cada comensal.

En resumen, la costilla de cerdo es un corte apreciado por su sabor, textura y versatilidad culinaria, convirtiéndola en una elección popular en la mesa de muchas familias y restaurantes, Aquí tienes una receta sencilla para preparar costillas de cerdo al horno:

Ingredientes:

  • 1 rack de costillas de cerdo (aproximadamente 1.5 – 2 kg)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 taza de salsa barbacoa (opcional)

Instrucciones:

Precalienta el horno a 160°C (325°F). Limpia las costillas de cualquier exceso de grasa y retira la membrana que se encuentra en la parte posterior del rack de costillas. En un tazón pequeño, mezcla el aceite de oliva, el ajo picado, el pimentón, el tomillo seco, la sal y la pimienta.

Frota la mezcla de especias por ambos lados de las costillas de cerdo. Coloca las costillas en una bandeja para hornear, con el lado de los huesos hacia abajo. Cubre la bandeja con papel de aluminio y hornea las costillas durante aproximadamente 2 horas, o hasta que estén tiernas y la carne se separe fácilmente de los huesos.

Si deseas un acabado más crujiente, retira el papel de aluminio durante los últimos 20-30 minutos de cocción y cepilla las costillas con salsa barbacoa. Una vez cocidas, retira las costillas del horno y déjalas reposar durante unos minutos antes de cortarlas en porciones individuales.

Sirve las costillas de cerdo con tus acompañamientos favoritos y disfruta. ¡Espero que disfrutes esta deliciosa receta de costillas de cerdo al horno!